CONCLUSIÓN

(Por Pedro Castaño)



San Miguel de Serrezuela es un pueblo de 209 habitantes con una población excesivamente envejecida donde en los últimos años se aprecia un pequeño movimiento migratorio hacia sus tierras (especialmente de jóvenes).

Su marcado carácter como referencia turística en las vacaciones de verano, Semana Santa y Navidad, su agradable climatología serrana en los meses de julio y agosto y el gran valor medioambiental de una Sierra con un ecosistema de encinas donde la mano del hombre aún no ha degradado lo que la tierra guardó durante siglos, auguran a este municipio un gran potencial turístico que tendrá que saber gestionar y aprovechar.

La caza, una actividad deportiva que tiene lugar en el coto del pueblo, acoge los fines de semana de veda a los aficionados a este deporte que ven como la escasez de caza menor de los últimos años contrasta con el incremento de jabalís cuya caza está impulsando la actividad del coto.

Tanto la caza como el turismo posicionan a San Miguel de Serrezuela como un punto de referencia importante de Desarrollo Rural de la comarca, dado que la inversión en nuevas construcciones no cesa. Este aliciente de desarrollo, unido a buena gestión de los Fondos Estructurales de la Unión Europea a través de los Programas de Desarrollo Rural (PRODER, Agenda 21, etc.) pueden permitir a San Miguel de Serrezuela aumentar su valor ambiental, mejorar sus infraestructuras y dotar al pueblo de un mayor dinamismo económico, que evidentemente, tendrá que ir parejo a las tradicionales actividades agrícolas y ganaderas de la zona.

Pedro Castaño García.
Técnico de la Junta de Castilla y León.
Ingeniero Agrónomo.

INTRODUCCIÓN AGRICULTURA GANADERÍA CONSTRUCCIÓN RESTAURACIÓN COMERCIO