San Miguel de Serrezuela 16 de junio de 2007

A mis paisanos:

Esta vez sí se ha cumplido en San Miguel de Serrezuela el procedimiento electoral correctamente y el nuevo Gobierno Municipal ha sido constituido por los cinco concejales más votados. Esta vez sí.

Esta vez sí ha prevalecido la autoridad de la presidencia de la mesa y las actas han recogido los resultados reales del recuento de votos. ¡Bien Rosario¡

Esta vez sí muchos sanmigueleños, censados o no, hemos querido presenciar el primer pleno de constitución del nuevo gobierno y nombramiento del nuevo alcalde a través de la votación de los 5 concejales electos el día 27 de mayo. Es un derecho el poder acudir a los plenos, pero es justo resaltar que en esta ocasión, la gente de San Miguel, ha acudido a este acto correspondiendo a la invitación de los nuevos concejales.
El mismo derecho que se tenía en el 2003, pero el pueblo de San Miguel no reaccionó a tiempo y con su pasotismo consintió que la junta de gobierno de entonces se constituyera  incluyendo a un concejal  que se aprovechó de un error en la ejecución de las actas  y que le daban por ganador de una concejalía  con los votos de otra persona “concejal polizón”.
 
Los acontecimientos derivados a partir de este hecho, desembocan en noviembre del 2004  en una moción de censura  contra  Fabián Blanco, que triunfó,  sirviéndose la oposición en minoría, del voto del “concejal polizón” y el estatus del alcalde elegido cambió de alcalde a oposición en minoría, y con estas mañas llegó  la alcaldía a Juan José Palacios, del partido “Por la liberación de San Miguel”.

Juan José Palacios  ha logrado su sueño desde noviembre del 2004 hasta el 27 de mayo pasado, ser alcalde de San Miguel.

No debemos olvidar que la moción de censura es un mecanismo de defensa de la democracia para quitar de  los cargos públicos a las personas que  se atrincheran en ellos   para hacer un uso impropio o deshonesto  de la autoridad que los mismos les confieren y que en esta  ocasión fue utilizado injustificada y por tanto injustamente, como se ha confirmado con el resultado de estos últimos comicios que han liberado a San Miguel   “del libertador”  con la fuerza de las urnas.

Afortunadamente una vez más, es el tiempo el que coloca a las personas en su sitio y repara los errores del pasado, incluso los amparados por la ley,  que como todo lo gestionado por los hombres tiene su parte vulnerable y 4 años más tarde la situación en el plano político de  San Miguel es la siguiente:

El día 16 de junio, ha sido un día de traspaso de poderes y desde aquí como testigo quiero decir adiós al Sr. Palacios, no ha sido un alcalde afortunado ni por la forma de llegar a la alcaldía ni por la forma de hacer política, ya que en su gestión municipal han  prevalecido el capricho, la tozudez y la provocación por encima de los intereses del municipio y sus gentes.
No se trata de hacer leña del árbol caído, pero a pesar de su esfuerzo, sus desvelos y derroche de energía, que nadie puede negar, a la vista de los resultados,  no le han servido de nada, y le han dejado solo hasta los que le apoyaron en su día en una causa tan  poco ética e innoble; le honra al menos la valentía de aguantar el tipo hasta el final y estar presente en el acto de constitución de la nueva corporación que gobernará San Miguel los próximos 4 años.
Este no ha sido el caso de sus dos  compañeros, se notó de una forma especial la ausencia de Esteban, pero cada cual en su línea, él se retiró como llegó, representando el papel de “Judas”, sin dar la cara, después de haber abusado y utilizado de forma tan perversa el poder obtenido a través de la concejalía que arrebató a Pedro.

También ha salido Antonio, él si estaba allí para dar la bienvenida a la nueva corporación, gracias Antonio, muchos sabemos y reconocemos tu dedicación y tus desvelos, te marchas sin hacer ruido pero la mayoría de  tus paisanos sabemos que eres auténtico y que tu juego es limpio.

Y ahora a poner la esperanza en el futuro:

Los Sanmigueleños nos merecemos recuperar los niveles de convivencia normales en los que siempre nos hemos desenvuelto, lo perfecto no existe y es utopía, pero al menos intentaremos recuperar lo que teníamos:

Con EL APOYO Y RESPETO  de los sanmigueleños censados y no censados a la nueva corporación.

Con la TENACIDAD de FABIAN.
Con la PRUDENCIA de CIPRI.
Con la JUVENTUD de JUANIN.
Con la SERENIDAD de PEDRO.
Con la ILUSION de PEPE.
podemos lograrlo.

En San Miguel se inicia una nueva etapa y ¡ojala¡ pronto nos quiten el San Benito que parece se ha extendido por ahí en los últimos tiempos, de  ser un pueblo de  gentes polémicas y conflictivas, cuando en verdad  lo que nos gusta a la mayoría de nosotros, residentes o no, es trabajar y disfrutar de nuestro tiempo libre  compartiéndolo   en tranquilidad y armonía  con familia y amigos.  ¡VIVA SAN MIGUEL¡

Mª Carmen de los Angeles

 ¡ANIMO PARA EXPONER VUESTRA OPINION¡

 

Atrás